Por: Karen Veras

El Multicultural Music Group (MMG) cerró su jornada de conciertos multiculturales con un concierto en homenaje a las luchas que persisten en el Sahara Occidental, Guinea Ecuatorial y la región de Darfur en Sudán.

En un anfiteatro lleno a capacidad en Lehman College, los asistentes dieron fe del gran interés que tiene el MMG para dar voz a los menos agraciados. Las conversaciones incluyeron la participación de Tutu Alicante de la organización Equatorial Guinea Justice y de la Saharawi’s Association de los Estados Unidos.

La idea de “que estamos todos unidos”, y de que formamos parte de un entramado global y familiar mayor, como indicó el doctor Luis Mojica, director del MMG, en todo momento, lideró la conversación.

Al igual que en pasados eventos, y como un compromiso incomparable de dar espacio a la juventud, el concierto abrió con la participación de la orquesta de estudiantes del Mott Hall Middle School. Luego, la orquesta sinfónica del MMG tomó el escenario.

Cada pieza funcionó idealmente con las diapositivas que fueron pasándose a través del evento. En esta ocasión, el apoyo audiovisual incluyó videos informativos sobre cada situación discutida.

De modo muy interesante, atrapó la atención el homenaje a las naciones involucradas en cada conflicto. Con una pieza de bomba puertorriqueña en la que se hacía eco de la situación en Darfur, pero que al final reforzaba y hacía un llamado a la idea de unidad.

Con este concierto, el colectivo con base en el Bronx, Nueva York, sin duda alguna, se dispone a pensar su gran alcance para futuros eventos, según comentó el coordinador de redes Wilfredo José Burgos Matos, quien asegura que “el MMG seguirá educando y enseñando olvidadas lecciones de historia a través de la música”, hecho que persiste en la misión de este grupo.