Por: Karen Veras

La diáspora dominicana representa la mayor población de migrantes en la ciudad de Nueva York. Los últimos datos, los cuales fueron suministrados en 2013 por el entonces alcalde de la ciudad Michael Bloomberg, indican que la comunidad dominicana cuenta con 380 mil residentes distribuidos dentro de los cinco condados de Nueva York, siendo específicamente Washington Heights en Manhattan, el barrio con más concentración de dominicanos. Siendo así, se hace necesario crear espacios abiertos al diálogo, a la cultura y a la expresión del arte, donde la efervescencia de una comunidad tan pintoresca como la dominicana pueda sentirse acogida. Esto lo sabe muy bien el Grupo Multicultural de Música, MMG por sus siglas en inglés, quiénes han reunido esfuerzos para celebrar el ¨Voicing Quisqueya on the Hudson: Dominican diáspora in New York¨. Un espacio donde se intenta destacar la historia y las raíces dominicanas a través de la música y el baile. Para conocer más a fondo los detalles de esta actividad, hemos conversado con Wilfredo Burgos, responsable de mercadeo y comunicaciones de la organización Multicultural Music Group, encargada de producir y presentar estos encuentros.

17356791_10158510676700171_968128505_o¿Qué es el Multicultural Music Group y cuáles actividades realizan dentro de la diáspora de la ciudad de Nueva York?

WB: MMG es una organización sin fines de lucro fundada en El Bronx hace más de 20 años y trabaja mayormente en programas educativos dentro de las escuelas más rezagadas de New York es decir, escuelas donde hay estudiantes cuyo perfil socioeconómico es bajo. Se les presenta un programa educativo musical que se encargar de enseñarles historia a través del arte, la música principalmente. Otra de las actividades realizadas por el MMG son los Multicultural Music Encounters, que se realizan desde hace más de 16 años. Los MME son celebraciones multiculturales sobre eventos históricos que son ignorados en los currículos académicos y educativos en la ciudad de Nueva York.

¿Cuáles dificultades han encontrado en el intento de integrarse y perpetrar en las escuelas y comunidades donde trabajan?

WB: Fue difícil en un inicio poder entrar dentro de la comunidad por el simple hecho de ser latino. Esta fundación lleva más de 20 años y para ese tiempo todavía no había una apertura muy grande en el departamento de educación hacia los estudios hispánicos y a que se hablara sobre los latinos, que se entendiera a esta comunidad, que se atendieran sus problemas y mucho menos desde las artes. La fundación se ha mantenido a flote por encima de estas dificultades a pesar de eso y han podido seguir ingresando a las escuelas dentro de los cinco condados que comprenden la Ciudad de Nueva York. No ha sido fácil tampoco obtener fondos, pero seguimos demostrando que como latinos podemos llegar lejos y luchar por lo que es nuestro.

¿Cuál es el enfoque de estos encuentros culturales?

WB: Hemos decidido en esta ocasión tener dos enfoques diferentes. El primero de estos es la situación económica actual de Puerto Rico y el otro es sobre la comunidad dominicana en la Ciudad de Nueva York.

¿Por qué escogieron la comunidad dominicana?

WB: En primer lugar, estuvimos notando que dentro de las escuelas no se incluye la historia dominicana, no hay currículo suficiente que abarque la historia y la cultura dominicana desde Kinder hasta High School y mucho menos en la universidad. No existe actualmente una universidad que tenga diferentes grados de educación superior por poner un ejemplo en Washington Heights, que donde está uno de los corazones de la comunidad dominicana. Otro problema que pudimos encontrar en los grupos de la comunidad dominicana es que no hay cursos académicos en las universidades donde hay mayor porcentaje de dominicanos. Así que, lo que nosotros estamos haciendo es creando un espacio donde se pueda hablar y dialogar sobre la cultura dominicana a través de la música.

¿Qué pueden esperar las personas que asistan a este evento?

WB: Este es un evento abierto a todo público. Algo que estamos implementando este año es que las publicaciones en redes sociales y hasta los eventos sean orientados a un público bilingüe, para que quienes asistan y sigan nuestro proyecto se sientan en la libertad de expresarse en el idioma con el que se sientan más cómodos. En la introducción del evento siempre hacemos una especie de recuento donde se indica el tema y por qué se escogió. Luego de esto la orquesta sinfónica del MMG, va a tocar una serie de piezas que en su mayoría fueron compuestas por el compositor y arreglista Juan Colón, quien además de ser dominicano, tuvo la oportunidad de trabajar y colaborar con la orquesta 440 de Juan Luis Guerra. Una de las piezas más conmemorativas del Sr. Colón se titula ¨La matanza del perejil¨, la cual habla sobre la matanza de los haitianos en República Dominicana, muy importante para entender la historia cultural dominicana. También habrá piezas inspiradas en la Batalla de Palo Hincado y piezas inspiradas en la historia de todas las razas que componen la dominicanidad, como es la música de palos, el merengue y la bachata. Al finalizar las presentaciones se abre un espacio a la plenaria, donde quienes asistan tendrán la oportunidad de testimoniar y hablar sobre su experiencia durante la actividad.

Wilfredo ha tenido la oportunidad de vivir y compartir con la comunidad dominicana en Puerto Rico y ahora residiendo la ciudad de Nueva York. Aprovechamos para preguntarle ¿Cuál es la diferencia entre la diáspora dominicana residente en Puerto Rico y la que reside en los Estados Unidos?

WB: Los dominicanos en Puerto Rico todavía tienen una cercanía insular mucho más grande y un apego mucho más fuerte. Todavía tienen una especie de sentido isleño sobre su realidad. Cuando estás aquí en New York es cuando te das cuenta de que en la comunidad dominicana si hay mucho orgullo de ser dominicano, pero también existe un orgullo de declararse en medio de las dos culturas. Es decir, no renuncian a su dominicanidad, pero también expresan ese derecho de estar aquí, en este país de oportunidades que es tan difícil para vivir sobre todo en estos tiempos. Se nota una dualidad identitaria muy interesante, sobre todo hay unas lealtades que aquí todavía se manejan de manera diferente a como se negocian en Puerto Rico, ya que en Puerto Rico están todavía mucho más apegados a la isla.

Voicing Quisqueya in the Hudson es un evento completamente gratis y se llevará a cabo este próximo miércoles 22 de marzo en el Aaron Davis Hall de City College en New York a las 6:30 P.M. Contará con la participación del Dr. Luis Mojica, director del MMG y el Dr. Edward Paulino, especialista en estudios dominicanos.